17 may. 2016

El ocaso de la opinión pública

Un profesor de Derecho Constitucional subió al autobús de vuelta a casa y se colocó con mucho cuidado en uno de los asientos, ante las advertencias de su hija para que no ocupara otro, en apariencia vacío, pero en el que se había aposentado con sigilo el “señor invisible”.
En las últimas semanas los viajes en transporte público se habían vuelto muy complicados, porque casi siempre los acompañaba ese “caballero inexistente” que  era el más rápido a la hora de escoger los mejores sitios. Mientras su hija intentaba entablar conversación con el “señor invisible” y sacarlo de su tenaz mutismo, el profesor leyó por encima las noticias de un periódico que había quedado abandonado en el suelo del vehículo y se encontró con un artículo donde, de pasada, se mencionaba el hecho de que tres de los grandes diarios nacionales habían cambiado de director en las últimas semanas. Aunque el profesor tenía conocimiento de esa circunstancia, no le había concedido tanta importancia. Ahora, sin embargo, en el texto que tenía delante parecía ponerse en relación esos relevos con la influencia de las grandes empresas y las maniobras del gobierno. En la vida pública española, meditó el profesor, al tiempo que atendía al monólogo de la niña, también existen unos “poderes invisibles” que intervienen, cuando lo consideran conveniente, para “guiar” a la opinión pública, provocando sorprendentes giros en la orientación de los medios periodísticos más conocidos. Una sociedad democrática exige una opinión pública libre, en la que tenga  lugar un verdadero debate de ideas antes de adoptar, en el Parlamento, las decisiones fundamentales. En la actualidad, como ya se advirtió hace tiempo, las votaciones en los órganos legislativos están casi siempre predeterminadas, pero al menos hasta ahora podían someterse a discusión las cuestiones más importantes. En la medida en que esos “poderes invisibles” intervienen de forma cada vez más significativa en la esfera pública se alteran las condiciones de funcionamiento del sistema y la “mano invisible” que pudo emplearse como metáfora de la forma de actuación de la economía capitalista agarra ahora por el cuello a la sociedad civil, amenazando con asfixiarla y provocarle la muerte. La gran “visibilidad” de otros poderes, más  notoria en momentos de tensión y crisis, a veces puede hacer olvidar la presencia de grupos privados que intervienen para alcanzar sus objetivos y no puede ser casual la incorporación a ellos de quienes han ocupado antes las posiciones más relevantes en la esfera pública. La guerra pudo ser vista como la continuación de la política por otros medios para su mayor teórico, Clausewitz, y el beneficio privado parece ser, en muchas ocasiones, el término de una carrera dedicada al “servicio público”. La hija del profesor, harta del silencio del “señor invisible”, empezó a sacar figuritas de su mochila y jugar con ellas. De modo parecido, pensó el profesor, cada vez más las jóvenes generaciones abandonan los medios de comunicación tradicionales y buscan fuentes de información alternativas. La mayoría de sus estudiantes y sus colegas más jóvenes encontraban en la Red lo que el kiosco ya no les proporcionaba: un “relato” creíble de lo que estaba sucediendo y la forma en que afectaba a sus vidas. Frente a la “opinión pública” oficial y que parece encaminada ahora a justificar, tras las próximas elecciones, una “gran coalición”, garante del corrompido sistema de la transición (una vez agotado el “turnismo” -perdón, “bipartidismo”-, no muy alejado, en el fondo, del de la Restauración), se está conformando otra “corriente de opinión” que empieza a abogar por un cambio radical, que puede llegar, si es preciso, a la apertura de un nuevo período constituyente. Si no se puede “reformar” la casa, habrá que buscar otra en la que podamos habitar, antes de que se nos derrumbe encima. Al día siguiente, el profesor, al salir de clase, se encontró con un estudiante que le comentó que su asociación estaba organizando un acto sobre “la guerra mundial”. Al notar la súbita palidez de su interlocutor, el joven aclaró en seguida: “la Primera”. Se aprende muy poco de la Historia, pensó el profesor, ni en España ni en los demás lugares y quien conozca la forma en que estalló, hace cien años, esa estúpida contienda no podrá dejar de encontrar paralelismos con la situación actual. La apelación a la legalidad internacional por parte del Presidente norteamericano tiene escasa legitimidad porque en otras ocasiones su propio Estado ha recurrido a la fuerza sin tener en cuenta las reglas previamente fijadas. La absoluta indeterminación del mundo presente, concluyó el profesor, parece habernos conducido a una “nostalgia de la guerra fría”, en la que los poderes en conflicto eran bien visibles y todos vivíamos instalados en el miedo, a la espera de una catástrofe inminente, por fortuna siempre aplazada. Texto: Fco. Serra. RECOMENDAMOS: Por una guerrilla semiológica, por U. Eco.

2 may. 2016

Primaveras árabes (Parte II de II)

En Diciembre de 2010 la población tunecina salió a la calle pidiendo libertades y democracia. Túnez es el mas 'occidentalizado' de los países del norte de áfrica -junto con Marruecos-, con un empresariado turístico destacable, incipiente industria y agricultura competitiva. Pero su presidente Ben Alí, gran aliado de Francia, lo manejaba todo a su antojo y repartía prebendas entre las familias pudientes del país. La crisis económica que comenzó en 2008 había dañado en exceso a las clases trabajadoras y medias, a la burguesía. Para sorpresa de Ben Alí el ejército vio con simpatía las revueltas y tuvo que abandonar el país. Las primaveras árabes habían llegado. USA pronto se subió al carro democrático, pues lo que mas le gusta al Imperio son las elecciones 'libres' en especial cuando pueden dirigir el resultado. La Unión Europea, desconcertada, tardó en reaccionar y llegó tarde a la 'cita', con consecuencias que aún está pagando. 

En enero de 2011 algo similar sucedió en Egipto y Mubarak, tras gigantescos intentos de permanecer en el poder cedió éste a los militares -¿A que ya les suena esta musica?- y èstos prometieron elecciones. Se celebraron estas con un resultado contrario al deseado por los milicos y USA -quien ya empezaba a tirar del carro primaveral-. Gana pues un -no deseado- musulmán, Morsi, y a los pocos meses es sentenciado, por un tribunal, a muerte; ¿a que les suena esta otra canción? Unos de los primeros presidentes, sinó el primero, elegido democraticamente en un país musulmán y 'ya ves como acabó'. 

USA ya controlaba el cotarro y la UE, desconcertada, daba el visto bueno: 'Si Señor'. 

En 2011 le toca el turno a la 'primaverita' libia. Levantamientos 'populares', represión, muerte de Gadafi -a la sazón aliado de la Unión Europea- que no de USA, y por fin lo mas deseado: guerra civil. EE.UU ya consigue controlar toda la desestabilizacíon arabe-magrebí a las puertas de Europa.
Hay movimientos-levantamientos populares con sus consabidas represiones, según el 'turno', y 'elecciones' en: Argelia, Turquía, Yemen, Omán, Bahrein, Jordania, Mauritania, Sudán, etc en los que no entraremos. 
Y llegamos a Siria donde la CIA ve el premio gordo. Capas de población media y trabajadora descontenta; el caldo de cultivo. Además Siria es enemiga de Israel y aliada de Rusia. Pero es fronteriza con Jordania e Iraq. Al-Asad, presidente de Siria no está dispuesto a dimitir y cuenta con el apoyo de Rusia y China. A estas horas del día Europa ya no toca pito y solo hace seguidismo del Pentágono y del ala dura del Departamento de Estado norteamericano. Y Rusia tiene bases marítimas en Siria. Duro de roer este régimen, los USA se lanzan a crear oposición 'democrática' interna, mas tarde a armar grupos de resistentes y 'luchadores por la libertad'... Pero la frontera con Iraq es permeable y de allí parten a Siria grupos armados y formados por Israel y Arabia Saudí, con la aquiescencia de la U.E. y los EE.UU, para derrocar un régimen que no muestra signos de debilidad. Los grupos armados van creciendo a la vez que se independizan del patrocinador; acude Al-Queda a la rica miel del caos total y surge el EI en Siria importado de Iraq y formado, en origen, por Arabia Saudí. Siria al igual que Iraq ya está dividida en tres territorios. 
La brutalidad del 'amigo independizado', léase: EI & Al-Q asustan a occidente y deciden hacer algo para frenarlo, que no eliminarlo; de esta forma todos los días atacan Siria e Iraq desde Arabia Saudí, Israel y Turquía tropas y fuerzas aéreas de los mas diversos ejércitos; ¿resultado?: ninguno.
Así que nos encontramos con una explosiva desestabilización a las puertas de Europa, en el norte de África y en Oriente Medio y Próximo sin posibles salidas pacíficas y pactadas a corto y medio plazo. Los flujos migratorios a Europa se incrementarán en los próximos diez años. Los grupos armados campan a sus anchas por grandes regiones de los países del sur y este mediterráneo, los 'lobos solitarios' enemigos de occidente y formados y armados en Iraq y Siria regresan a sus países europeos a dar 'caña al cruzado hasta que se aprenda de memoria el Corán'; guerras civiles en Siria, Iraq, Libia... 
Pero claro, es el precio que se paga por el innecesario -hoy día- seguidismo a USA en política exterior por parte de la Unión Europea. Texto: @Javier Giner. Ver: ParteI

1 may. 2016

Primaveras árabes (Parte I de II)

En 1979 el regimen dictatorial y pro norteamericano del Sha Reza Pahlevi de Persia, Irán, cayó tras una revolución popular, llegando al poder el Ayatolah Jomeini, exiliado en París. A la CIA se le había ido de las manos su gran aliado, junto con Arabia Saudí, en oriente próximo. El 4 de Noviembre era asaltada la embajada norteamericana por milicias radicales musulmanas; tomaron unos 60 rehenes y el cautiverio duró 444 días, hasta enero de 1.981. Meses después Iraq, con un Sadam Hussein al frente, aterrorizado por el radicalismo integrista musulmán del nuevo líder espiritual persa,  atacaba Irán con el fuerte apoyo militar de los EE.UU. y económico de Kuwait.
Tras años de guerra, y devastados ambos países se firmó la paz en 1.988. El petróleo barato se iba a acabar y el Gobierno USA lo sabía, siendo además el mayor consumidor del oro negro del mundo. El destrozo del hasta ahora estable tablero político-económico de oriente próximo había comenzado. Kuwait demandó a Sadam la devolución de los préstamos, algo que Iraq no podía, arruinado, acometer. Además, la política de producción de petróleo de ambos países era contraopuesta: Iraq quería poco petróleo en el mercado internacional y caro y Kuwait lo contrario. Iraq acusó a Kuwait de 'robarle' petróleo por el subsuelo. Rotas las conversaciones, el 2 de Agosto de 1.990 Iraq invade a su pequeño vecino y pocos días después integra a éste en su territorio como una provincia más. En 1.991 una 'coalición' de países aliados ataca Iraq en la llamada operación tormenta del desierto; en realidad el peso de la operación lo llevó el Pentágono USA. Cuando se dio por finiquitada la operación, Iraq era un país en ruinas, sometido a todo tipo de 'castigos' por parte de los vencedores occidentales y de sus vecinos productores de petróleo. El mundo árabe, es decir: el pueblo de los diferentes países musulmanes del mundo empezaron a clamar contra las atrocidades que se estaban cometiendo contra la población civil, embargos de todo tipo, y que se habían producido durante la desigual contienda militar. Ni que decir tiene que Israel se las tenía tiesas con los oprimidos vecinos palestinos día tras día. 


La fiesta desestabilizadora iba en aumento. 

Mientras tanto a principios de 1989 el ejército soviético salía de Afganistán donde había librado una cruenta guerra de 11 años y dejando a la URSS quebrada economicamente y al país árabe hecho añicos. USA y la CIA habían derrotado al ogro, la URSS/Rusia, y lo celebraban con algarabías sin fin; además tenían otro aliado en la zona: Bin Laden, comandante de un ejercito de yihadistas-muyaidines radicales formados militarmente y con una fuerte carga ideológica en el pensar: Occidente era Satán, y aquí no distinguían entre regímenes militares o políticos. Habían nacido los anti cruzados. 
La 'cosa' marchaba. Iraq en ruinas, Afganistán convertido en un reino de 'taifas' y tribus armadas hasta los dientes, pero 'aliados' de occidente, Palestina sometida, e Israel haciendo trabajos sucios para la CIA en el Mediterráneo magrebí... a escasos kilómetros de las costas europeas.
Pero los aliados de antaño se habían hecho mayores y se habían independizado de 'Occidente'. Los grandes aliados de USA Arabia Saudí y Paquistán habían reconocido oficialmente al régimen radical afgano. El monstruo ya andaba solo. Financiado y armado, un país sin Estado, era como gallina sin cabeza y Bin Laden era el 'profeta'. 
Y en estas que llegó el atentado a las Torres Gemelas en Nueva York perpetrado por agentes formados en occidente, musulmanes y al servicio de la causa justa contra el 'infiel'. 
El Gobierno USA quedó paralizado. La carita de G. W. Bush al enterarse del hecho es un poema. Había que responder al ataque de los enemigos del pueblo americano y su forma de vida, pero: ¿quien era el enemigo? Y sobre todo: ¿Donde hallarlo? Decidieron que podía estar, vamos a ver... ¿en Afganistán? 'Si, nos vale'. Y allá que se lanzó USA a la invasión de un inexistente país sin Estado; y llamaron a la cosa: 'Operación Libertad Duradera'. 'Cosa' que aún está por finiquitar. 
Y mientras tanto y hasta el día de hoy en Iraq la fiesta de la destrucción y guerra civil continua sin visos de solución. USA ha creado su gigantesca embajada y construidas varias bases militares totalmente aisladas de la población y con autonomía total independiente del 'Estado' Iraquí. 
Mientras tanto seguía aumentando el descontento de las poblaciones árabes y o musulmanas del mundo por el proceder de occidente contra los pueblos afganos, iraquíes, palestinos, saudíes... Y a la vez los Estados Unidos de América iban aumentando sus reservas y o producciones de petróleo y gas con la finalidad de independizarse de las importaciones de terceros países y sus vaivenes económicos, políticos y militares. Algo que no le sucedía a su gran aliado la Unión Europea, que depende de Rusia -de nuevo gran enemigo de los USA-, del norte de África y de oriente medio y próximo para su suministro de energía de origen fósil. 
Por otra parte ya se había sometido a Gadafi en Libia, en Argelia se daba por finalizada la guerra civil y con Irán se templaban gaitas para sellar acuerdos políticos y económicos. Así pues el Mediterráneo magrebí y árabe se apaciguaba; algo de sumo interés para la Unión Europea. Texto: @JavierGiner. Ver: PARTE 2